Somos conscientes que la generación de polvo es un aspecto ambiental inherente a nuestra actividad de minería a cielo abierto

Nuestro sistema de gestión de calidad del aire abarca todo el proceso de planeación, producción, transporte y embarque de carbón.

Contamos con un sistema de monitoreo de polvo suspendido total y respirable, conformada por 1 estación de muestreo localizada en el interior de la planta.

Cuando se presentan condiciones climáticas adversas, hemos llegado a suspender de manera voluntaria algunas operaciones mineras, para mantener las concentraciones de polvo dentro de los límites legales.