Con el objetivo de reducir nuestro impacto ambiental estamos invirtiendo en tecnología y adaptaciones en todas las fases de la operación, para mitigación de partículas en el aire.

Nuestra industria es motor del progreso

Las calizas se utilizan como piedras de construcción en algunos lugares, pero su aplicación principal es para la fabricación del cemento y productos para la industria de la construcción; ya sea en bloques o como piedra triturada de diversos tamaños, empleada para cimientos, pavimentos, concretos, etc.

Por ser el sector de la construcción beneficiado grandemente por la explotación y beneficio local de la caliza, como materia prima básica en la producción de los materiales requeridos por esta industria, se evocan los antecedentes del uso del concreto, mismos que permiten comprender el porqué del uso tan generalizado de los agregados pétreos, productos básicos de la caliza, tan solicitados no sólo en el área metropolitana de Monterrey y nuestro Estado, sino en todo el país.

La estrecha relación existente entre la producción de una de las materias primas básicas en la edificación y la industria de la construcción, obliga a tratar el tema de la importancia económica de dicha industria.

Durante los últimos años, esta industria ha ido adquiriendo mayor importancia en el desarrollo económico nacional, en virtud de que esta actividad contribuye en un alto porcentaje a la formación bruta de capital, al producir infraestructura básica como obras de edificación: vivienda, escuelas, edificios para oficinas y similares, clínicas y hospitales, instalaciones industriales, obras de infraestructura de riego, agua potable, drenaje y saneamiento, entre muchas otras más.

Conscientes de nuestra huella ecológica, estamos invirtiendo en sistemas y procesos para neutralizar nuestro impacto ambiental y sumarnos al esfuerzo de todos por mejorar la calidad de aire en NL.

ESTACIÓN DE MONITOREO PERMANENTE

Somos el primer pedrero en Nuevo León,  en contar con una estación de monitoreo permanente que mide cada minuto las concentraciones de partículas PM10, humedad, velocidad y dirección del viento, además de la presión atmosférica.